Los beneficios de comer pescado crudo

¿Te gusta el pescado crudo? Hay verdaderos fanáticos de los alimentos sin cocinar y su consumo tiene es más beneficiosos de lo que pensamos. ¿Quieres descubrirlos? En Doña Lola, nuestro restaurante donde comer en Isla Cristina, tenemos deliciosos platos de pescado crudo y queremos comunicarte sus beneficios.

El movimiento raw food o crudivorismo, que reivindica la comida cruda, es una tendencia que parece que llega para quedarse.

Puede que la idea de comer alimentos crudos no atraiga a muchos, pero está más presente en nuestra dieta de lo que podemos llegar a pensar. Después de todo, un buen jamón ibérico, la mojama, el salmón ahumado o las anchoas no reciben ninguna fuente de calor durante su proceso.

¿Quieres lanzarte a incluir pescado crudo en tu dieta? Te contaremos los beneficios y sus riesgos. ¡No pierdas detalle!

1. Los beneficios del pescado crudo

Muchos expertos aseguran que determinados alimentos son más sanos crudos que cocinados. Aunque los beneficios nutricionales del pescado son prácticamente los mismos cocinados que crudos, sí es cierto que es un alivio en verano, pues nos alejamos del calor de la cocina y ahorramos tiempo en su preparado.

¿Qué aporte nutricional nos da el pescado? El pescado crudo y también el macerado aporta básicamente proteínas, moléculas esenciales para el correcto funcionamiento del cuerpo: es clave para los tejidos de los músculos, piel, órganos internos…

El pescado tiene omega 3 y 6, beneficioso para la salud de nuestro corazón y todo el sistema circulatorio.

Por último y no menos importante, tiene minerales como el fósforo, potasio y múltiples vitaminas.

Al no cocinarlo, nos ahorramos las grasas que interfieren en este proceso por el uso de los aceites. ¡Y no podemos olvidarnos del sabor! El pescado crudo nos deleita al máximo con un sabor característico, intenso y delicioso que no puede ser degustado de otra manera. Este sabor es lo que engancha a todos los adeptos a este tipo de alimentos.

2. Platos que no te puedes perder

En Doña Lola, nuestro restaurante en Isla Cristina situado en Espacio Capitana, tenemos varios platos de pescado crudo que te encantarán. ¡Atrévete a probarlos!

El ceviche de Crovina de Anzuelo es un plato imprescindible que no puede faltar en tu mesa. Es un plato que se consigue mediante la maceración del pescado en limón.

El ceviche gana cada día más adeptos por su sabor, pero también por sus valores nutricionales: al tratarse de limón, vegetales y especias, tiene muy poca grasa, apenas dos gramos por una taza. ¡Ideal para mantener la figura!

El tartar de atún rojo con guacamole es otro de los clásicos con más adeptos. El intenso sabor del atún junto con el característico guacamole crea una fusión en tu paladar que es un auténtico manjar para muchos.

Prueba algo diferente con el tataki de atún rojo con ajoblanco de coco. Te entusiasmará el contraste de sabores único.

Por último, te recomendamos el carpaccio de lubina y carabineros. El carpaccio se atribuye normalmente a la carne cruda cortada en lonchas muy finas y ligeramente macerada, pero también se prepara con pescado.

3. Riesgos de comer pescado crudo

Sí es cierto que consumir pescado crudo tiene riesgos sanitarios. Nos referimos generalmente a parásitos que habitan en el pescado y que no se eliminan como consecuencia de la ausencia del calor del fuego.

El pescado debidamente congelado o el pescado fresco que ha estado en permanente contacto con el hielo es seguro para comer.

En nuestro restaurante sabemos perfectamente cómo tratar el pescado y lo traemos fresco de la lonja de Isla Cristina.
Aún así, no se recomienda comer pescado crudo a las personas con problemas de salud, que tengan un sistema inmune debilitado, a las embarazadas y a los niños.

En Espacio Capitana y en nuestro restaurante donde comer en Isla Cristina somos auténticos profesionales del pescado y te lo servimos a punto para que sólo te ocupes de degustarlo con el máximo sabor y todas las garantías.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *